Páginas

sábado, 23 de octubre de 2021

Sábado, 23 de octubre de 2021 Lc 13,1-9.

 

SI NO OS CONVERTÍS, TODOS PERECERÉIS LO MISMO"

Por aquel entonces, "se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos, cuya sangre había mezclado Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús respondió: ¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos porque han padecido esto? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. O aquellos dieciocho sobre los que cayó la torre en Siloé y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera. Y les dijo esta parábola: Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: Ya ves, tres años llevo viniendo a buscar fruto de esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a perjudicar el terreno? Pero el viñador respondió: Señor, déjala todavía este año y mientras tanto yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto en adelante. Si no, la puedes cortar".  En tiempos de Jesús, los judíos pensaban  que morir degollado por la espada de Pilato o aplastado por las piedras de una torre era un castigo divino. Jesús no solo no acepta este razonamiento, sino que nos llama a la conversión. A esto mismo viene a responder la parábola de la  'higuera estéril'. Jesús quería desbloquear la actitud indiferente de quienes le escuchaban, sin responder prácticamente a su llamada. Después de varios años de esterilidad de la higuera, el dueño toma la decisión de cortarla. Contra toda sensatez, el viñador propone hacer todo lo posible para salvarla. En efecto, sostenida por el amor, la confianza y la solicitud de su cuidador, la higuera queda invitada a dar fruto. No cabe la menor duda que el riesgo más grave que nos amenaza es terminar viviendo una vida estéril. El ateísmo práctico, que nos está invadiendo, nos  lleva a una cultura de la intrascendencia. Dicho de otra forma, vivir de manera estéril significa no entrar en el proceso creador de Dios. Preguntémonos con sinceridad, si estamos pasando la vida sin trabajar para hacerla un poco más humana. Como cristianos, lo decisivo es permanecer en Cristo y da fruto en el momento actual, sin dejarnos llevar por la nostalgia del pasado ni por la incertidumbre del futuro

viernes, 22 de octubre de 2021

Joan Baptista Humet - Hay Que Vivir (60 FPS HQ) 1980